www.nspilar.com © todos los derechos reservados.

200 aniversario escuela marianista

November 4, 2019

Acabando el año 2019, la Compañía de María celebra sus 200 años de presencia en el mundo educativo. Su inicio fue muy modesto, en la rue Des Menuts, en el año 1819 en Burdeos (Francia), con quince alumnos y un grupo de profesores constituido casi exclusivamente por religiosos. 

 

La actividad escolar de la Compañía de María, fundada por el P. Chaminade, posee hoy una gran y rica tradición, de la que debemos estar muy agradecidos. Los colegios marianistas están implantados en los cinco continentes, al servicio de 112.155 niños y jóvenes, y cuentan con 7.883 educadores para acompañarlos. 

 

  *Ventanas en el edificio de la rue Des Menuts 46 (hoy nº 51) en Burdeos

 

Los primeros religiosos de la Cª de Mª hicieron sus votos el 5 de septiembre de 1818 en Burdeos. A mediados de 1819, a pesar de la resistencia inicial del P. Chaminade, que temía especializar a la joven congregación tan rápido, sus discípulos se hicieron cargo del primer colegio en la rue Des Menuts 46. El fundador acompañó ese nacimiento, convencido de que ese tipo de apostolado permitía a la Cª de Mª alcanzar su misión de evangelizar y les aconsejó, desde el principio, que no separaran nunca la educación integral de la formación intelectual. 

 

La experiencia previa del fundador fue decisiva a la hora de tomar la decisión de optar por la enseñanza. Antes de la Revolución Francesa, el Beato Chaminade trabajó como profesor, enseñando matemáticas, física y filosofía. Sirvió también como administrador del colegio San Carlos de Mussidan y, después de su ordenación sacerdotal, trabajó de capellán. Todo eso contribuyó a perfilar en él una visión educativa que transmitió a los primeros educadores marianistas, y que ha consolidado nuestra tradición educativa hasta hoy. 

 

Después de la profesión de los primeros religiosos en Burdeos, la primera comunidad marianista, compuesta por siete hermanos, algunos de los cuales eran profesores, se planteó la posibilidad de comenzar con una obra educativa propia, con un internado. En la ciudad de Burdeos no existía ningún centro de  esas características, excepto el colegio Royal, el Seminario Menor, dirigido por los jesuitas, y la pensión de M. Estebenet. La acogida que tuvo por parte de las familias fue excelente, pues un colegio de enseñanza primaria y secundaria dirigido por los religiosos marianistas cumplía el deseo de muchas familias que querían una buena educación cristiana para sus hijos. 

 

El día 14 de noviembre de 1818, la Cª de Mª firmó el contrato de adquisición del inmueble, y el P. Chaminade pidió a la administración pública de instrucción de Burdeos la autorización para abrir un colegio con internado. El permiso fue concedido el 11 de mayo de 1819. Aunque el año escolar estaba a punto de terminar, se decidió comenzar a inscribir algunos alumnos para asegurar el inicio de las clases al curso siguiente. 

 

Ocurrió, además, que el dueño del edificio contiguo era un buen amigo del P. Chaminade, M. Estebenet, y acordaron unir los dos establecimientos bajo la dirección de la Cª de Mª. Como compensación, la Compañía pagaría en los siguientes años una cantidad de dinero a su dueño. El 27 de octubre firma este acuerdo. De esa manera, la Cª de Mª pasa a ser la responsable de la institución escolar privada más antigua y más prestigiosa de la ciudad de Burdeos. Estebenet continuó enseñando en el colegio, ahora bajo la dirección del primer director de los colegios marianistas, D. Auguste Brougnon-Perrière, sm. 

 

 

Mientras vive Guillermo José Chaminade existe dentro de la C ª de Mª un entusiasmo generalizado por la educación. Numerosos religiosos destacaron por sus intuiciones, sus métodos pedagógicos y su modo de entender la relación profesor-alumno. Los métodos y reglamentos se utilizaron y pasaron de unos a otros, con los medios laboriosos de entonces, ayudando al maestro en su importante tarea. Poco a poco se va creando una especie de doctrina común. A lo largo de la historia seguirá esta inquietud y esfuerzo educativo hasta llegar a nuestros días. 

 

Tras los 200 años de educación marianista, tenemos que estar contentos y agradecidos a Dios por el momento que estamos viviendo en la Red de Colegios Marianistas de España. El proyecto de Recrear la Escuela Marianista (REM), que supone la prolongación del dicho esfuerzo por conseguir lo mejor en educación, se va haciendo realidad, poco a poco, gracias al esfuerzo de todos los que participamos en la misión educativa marianista. ¡Enhorabuena por vuestro trabajo y por seguir haciendo historia!

Sigamos construyendo dicho sueño con el fin de ofrecer la mejor educación posible. Es nuestra responsabilidad y nuestra misión. Somos misioneros de la fe. Seamos fieles a la intención de los primeros educadores: evangelización y desarrollo de la persona. Sigamos viviendo el gran principio pedagógico: que nuestros colegios sean una verdadera familia para la formación integral de personas capaces de transformar este mundo. 

 

 

¡Feliz 200 aniversario a todos! 

Noviembre 2019

 

 

 

 

 

Miguel Ángel Dieste Pontaque sm

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

05/11/2019

Please reload